Análisis de una epoca por Joaquín Juanals

ANALISIS DE UNA EPOCA por Joaquín Juanals

A partir del año 1940, y sobre todo en los años 1952 al 1962, constituyen una década básica en la expansión y difusión de la armónica. Hay varios factores que contribuyen a ello. En esta crónica apresurada destacaría lo siguiente, aunque quizás no fuera lo mas importante:

-Película “Siempre esta en mi corazón”.
-Actuación del conjunto de Borrah Minevich en Barcelona.
-Los Akord´s ganan los campeonatos mundiales Winthertur 1955, Luxemburgo 1957 y Pavia (Italia) 1960.
-Dionisio Chiappo (representante de Hohner) impulsa la difusión de la marca y el instrumento.
-Creación del armónica club Barcelona, presidido por Don Francisco Latorre.
-Primeros campeonatos nacionales de armónica.
-Publicación del método Latorre.

Seguramente un análisis mas exhaustivo encontraría mayor numero de referencias o mas significativas que las expuestas, aun cuando estas citadas ya constituyen unos puntos de partida suficientes para configurar una época en la que la juventud trata de canalizar sus inquietudes personales y musicales a través de un instrumento de relativamente bajo poder adquisitivo que goza de gran popularidad. Esta rápida divulgación y sentido de facilidad en el dominio instrumental, ha sido uno de los grandes handicaps que ha lastrado su proyección como instrumento musical de mayor envergadura. Nótese que ninguna enciclopedia la cita es su apartado de instrumentos musicales, y si lo hace en cambio con las castañuelas o el triangulo por citar solo dos ejemplos. Curiosamente pocas citan igualmente al acordeón.

La imagen del excursionista o del Boy-Scout tocando la armónica, condenara a este gran instrumento a la condición de simple juguete a merced de la breve expansión musical alrededor del fuego de la acampada juvenil. El cine, gran difusor de modas, tampoco ha acertado a plasmar una mejor realidad de lo expuesto reiterando los clichés al uso sin solución de continuidad.

Nuestro país es receptivo al gran impacto que produce la película “Siempre en mi corazón” y a partir de ese momento, se despiertan gran numero de “vocaciones” que prenden en los colegios de adolescentes, en los que al día siguiente de reyes se oyen en el patio del recreo varias armónicas (generalmente diatónicas) que han formado parte de la “cosecha” mágico-juvenil de la fecha. Ese es el caldo de cultivo del que parte toda una generación que ha encontrado y utilizado la armónica como forma de expresión de una época marcada por muchas carencias a causa de una posguerra apenas superada.

El armónica club Barcelona con su errante deambular por varias sedes distintas, trata de agrupar y cohesionar todo este incipiente movimiento, aunque al final muere ahogado por las circunstancias y las diferentes tendencias dentro de la propia organización.

Francisco Latorre su presidente y persona a la que el tiempo y la distancia agrandan su figura, fue sin duda un entusiasta difusor que hizo su labor encomiable en su doble versión: fundar y presidir el primer armónica club de España y crear el primer método de armónica con sistema cifrado. Casi toda la aludida generación aprendimos los rudimentos del instrumento a través del método y las partituras “Latorre”.

Los Akkord´s son el primer conjunto de España que gana un campeonato mundial de armónica en el año 1.955. Lo gana en Winterthur, lugar que muy pocos saben siquiera situarlo en el mapa. Regresan como triunfadores y con la aureola propia de alguien que ha logrado una gesta heroica sin parangón. Este solo hecho es capaz por si solo de hacer florecer vocaciones por doquier. Los Akkord´s salen en el NO-DO, actúan en la radio y TV, Federico Gallo presentador del programa estelar MARTES PHILIPS contrata a los Akkord´s al lado de la Greco y artistas de primera magnitud. Hacen giras por diferentes ciudades de España y se convierten en personajes de culto, imitados por toda una generación que ve en ellos el espejo donde reflejar sus ilusiones. Los Akkord´s crean escuela, fundan una revista, crean el Liceo de la armónica, dan conciertos, son entrevistados en los periódicos de mayor difusión, etc.

Dionisio Chiappo (representante de Hohner) mueve los hilos con gran maestría utilizando toda esta corriente favorable a la difusión y a la venta de armónicas, sin ahorrar medios. Su enorme espíritu empresarial le hace ver que apoyando cualquier iniciativa de las incipientes figuras del instrumento, lograra a medio plazo una amplia sedimentación de la demanda.

El fenómeno Akkord´s es acusado y marca tanto una tendencia, que aparecen por todas partes conjuntos y grupos a su imagen y semejanza. Akkord´s crean un estilo y además un repertorio que sera “adaptado” ad nauseam por todos los conjuntos de la época con escasas excepciones. Aunque el foco principal es Cataluña y Barcelona, surgen buenos conjuntos en Valencia y Madrid. Hay algunos solistas destacados: José Belart, Jorge Odena, Ramón Boté, Ángel Mª García, etc.

Procedentes de los antiguos Bascópulos (De Riu, Nart y Cuesta) nacen los Mundarmonik´s. Este grupo se convierte de inmediato en la antitesis de los Akkord´s. De hecho, surge una alternativa que marcara profundas diferencias con el estilo dominante (Akkord´s). Mundarmonik´s (Antonin García y Clemente al que mas tarde le sustituiría Juanals) tocan música moderna con arreglos (De Riu) de Jazz y ofrecen un numero cómico que complementa su actuación musical.

Ha surgido la competencia, Mundarmonik´s son mas atracción que Akkord´s, su números es mas comercial y gustan hasta a los que no les gusta la armónica.

Es obvio que las posturas se radicalizan y los odios se enconan. Akkord´s están iniciando su declive -De hecho nunca acertaron a evolucionar- y Mundarmonik´s ofrecían una imagen desenfadada y acorde con las nuevas tendencias musicales. Un factor de gran trascendencia contribuirá notablemente a acrecentar su proyección como atracción artística. Ha nacido la televisión, la comicidad de Mundarmonik´s encaja a las mil maravillas con este potente medio de difusión. De hecho la ultima actuación de este trío, fue en le programa estelar ‘Amigos del lunes’ que presentaba Franz Joham desde Barcelona.

A pesar de todo ello, la armónica como instrumento y como concepto empezaba a ser desbancada por otras modas y otros gustos. Habían surgido los conjuntos universitarios, y con ellos las guitarras eléctricas y las canciones. La era dorada de la armónica estaba tocando a su fin. Los melodistas Italianos y la música anglosajona invadían las emisoras de radio y los programas estelares de la televisión. Las VOCES desplazaban a los instrumentistas y las figuras emergentes de la canción desde Modugno de Italia y Paul Anka en América, imponían su nueva estética sobre una sociedad hambrienta de nuevos ídolos. y de una nueva forma de ‘sentir’ la música de una forma mas directa. Nace el Rock y la música electrónica. ¿Que podía hacer la armónica con tantos frentes abiertos? Prácticamente nada.

Quedarse adormecida en un rincón nostálgico evocando pasados esplendorosas con la esperanza de resurgir que -de alguna manera- esta empezando de nuevo con otras formaciones distintas: el blues y las pequeñas armónicas diatónicas electrificadas vuelven a oírse de la mano de los grupos Pop. Beatles, Steve Wonder y otros muchos, han visto en este instrumento una nueva manera de expresión que aporta una riqueza timbrica dentro de las orquestaciones actuales. ¿Ha vuelto a nacer la armónica! ¿Conseguirá afianzarse como un instrumento mas? ó seguirá por el contrario relegada a la simple repetición melódica entre dos estrofas de una canción Pop.

Por no tener, la armónica no tiene siquiera relevancia social alguna. Alguien toca la guitarra, el piano ó el clarinete y de inmediato adquiere relevancia dentro de su entorno. Si en vez de la guitarra, toca la armónica, ese mismo entorno lo ignorara con desdén, al tiempo que expresara su extrañeza, en esas circunstancias lo normal es que la gente joven prefiera cultivar otras formas de expresión musical de mas reconocimiento y de mucho menor esfuerzo. Porque ¿sabe una cosa, amigo lector? la armónica es un instrumento de enorme dificultad mecánica y unas carencias timbricas que requieren de una técnica muy especial para obtener modulaciones de agradable armónica. Hay que tocar a “pulmón”, ensayar muchas horas, transportar tonalidades y practicar a diario. ¿Hay alguien que este dispuesto a tanto, para tan poco reconocimiento y tan dudosa salida profesional?.

Usado con el consentimiento del autor. Derechos de autor: Joaquin Fuster

Andrés Vicente; melómano, músico aficionado, loco de la armónica su música y sus bricolajes, recientemente descubrió lo bailable que puede ser toda la música interpretada por la armónica, y aún con lo anterior inquieto indagador en la música y lo que ella conlleva.

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies

    Enter your keyword