Cuerpo de Titanio adaptable a cromática Hohner Meisterklasse

Cuerpo de Titanio adaptable a Hohner Meisterklasse Cromatica

por Andrés Vicente

De nuevo partimos de la misma situación que para la construcción de cuerpos de los modelos cromáticos 270 de Hohner, adquisición de chapa, diseño, corte y adaptación, mecanizado, rectificado, ajuste y por ultimo recubrimiento.

La decisión de construcción de cuerpos para este modelo de cromática es debido al handicap en este modelo con su cuerpo de origen en aluminio anodizado, metal de peso ligero pero determinadas característica que no evita su deterioro con su rápida y frecuente oxidación, siendo esta oxidación muy desaconsejable y de obligada sustitución.

El proceso de construcción es exactamente el mismo que en los anteriores modelos de 12 canales de la Hohner 270 tres piezas unidas entre si, mecanizados los alojamientos y siendo todos los agujeros roscados para la fijación individual de cada placa de lengüetas y chapas exteriores al cuerpo.

Estos cuerpos han recibido algunas modificaciones y mejoras, se le añadió un nuevo agujero roscado entre los canales 9 y 10 para poner un tornillo y nuevo punto de fijación junto a la embocadura y slide, tal y como hay otros dos tornillos en los canales mas bajos.

En el espacio original del muelle se ha mecanizado de modo paralelo para poder optar por utilizar el muelle y mecanismo original o bien el nuevo botón posterior.

En un ejercicio de diseño se ha acoplado un nuevo botón en la cara exterior del cuerpo, exactamente en un parte trasera, tal y como tenían diseños en modelos anteriores tales como la Hohner 2016 CBH, hecho que resulta muy popular entre los músicos de armónica cromática que en lugar de utilizar su dedo índice para pulsar la corredera o slide, utilizan su dedo pulgar, siendo pues la posición retrasada del botón hacia el exterior mucho mas cómoda para este numero de armonicistas.

El espacio mecanizado y fresado destinado al muelle original y su prisionero se ha modificado, para dejar lugar a dos agujeros roscados, en uno de ellos y puesto un tornillo de cabeza redonda, esta puede utilizarse como punto de fijación para el muelle original, si bien, al estar minimamente desplazado, los dos extremos del muelle deben ser recortados para un perfecto uso.

El segundo agujero roscado abre paso a la segunda opción, utilizando un nuevo tornillo para emplearlo como un punto de eje para la leva que efectuara el movimiento de la corredera o slide. Véase a través de las fotos y por el espacio rectangular abierto en el cuerpo la ubicación del nuevo botón, con el uso de un nuevo muelle para garantizar su retroceso y perfecto funcionamiento, así como su perfecta sustitución, pues es el muelle original empleado en modelos CX de Hohner.

Al nuevo eje-botón se le atornilla un nuevo tornillo prisionero que será utilizado para el movimiento de la pieza-leva que unirá el botón con la corredera-slide, así pues, con la unión de este botón con la leva en este extremos, un punto de apoyo en el centro y la unión del extremo de la leva con la corredera-slide, tendremos el funcionamiento con este nuevo botón, siendo el original anulado. Cabe destacar, que la corredera-slide debe de girarse sobre su eje longitudinal, pues en esta nueva funcionalidad, al pulsar el botón la corredera se desplazara desde su posición de descanso a la izquierda hacia la derecha para el cambio de agujeros libre para el paso del aire y en las mismas notas que originariamente son emplazadas.

Posicion de partida sin pulsar

Pulsando el botón y desplazando la corredera/slide

Todo este laborioso trabajo, en este caro material como es el Titanio, la maquinaria y las herramientas especiales que han sido usadas en todo el proceso de construcción hacen que las piezas resultantes tengan un precio elevado, aproximadamente superior a los 900 euros. Esto resultara en piezas elaboradas por alta tecnología, materiales modernos y de elevadas prestaciones físicas que mejoran los estándares en la calidad de nuestras armónicas e incluso indudablemente mas allá de otros instrumentos musicales.

Andrés Vicente; melómano, músico aficionado, loco de la armónica su música y sus bricolajes, recientemente descubrió lo bailable que puede ser toda la música interpretada por la armónica, y aún con lo anterior inquieto indagador en la música y lo que ella conlleva.

    Publicaciones relacionadas

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    Enter your keyword