Morente cervantino

Morente Cervantino

Hay nueva colaboración de Antonio Serrano en las ondas, esta vez con Enrique Morente y publicado en el blog del País.

Empiezo mi blog con esta canción. No se me ocurre mejor manera que regalaros este temón de don Enrique como detalle de bienvenida y de buena (aunque mejorable) fe.

Cuando Enrique Morente apareció esa noche en mi estudio llegó como siempre lleno de energía buena, nuevos proyectos y esa mirada que se te clavaba en el alma y que te hacía recordar al momento cuanto le querías.

Era un día de invierno y me había llamado desde su piso del Rastro porque al día siguiente se marchaba a Estados Unidos y necesitaba preparar una cosa con urgencia. Se había comprometido a montar un Quijote flamenco y tenía que presentar la idea del proyecto en unos días pero el tiempo se le había echado encima y aún no tenía nada listo. Yo me quedé a cuadros pensando como inventarnos algo en tan sólo una tarde. Entonces se sacó un papelito arrugado del bolsillo y me dijo: “he pensado en cantar esto”. Al principio pensé que era una letra por soleá escrita sobre el Quijote o algo así. Sin embargo lo que Morente tenía en sus manos era una copia de la última carta que Cervantes le escribió al Rey de España desde la prisión antes de morir.

Quería improvisar cantándola. Creí que estaba de broma pero cuando me dijo que llamara a algunos músicos para grabar entendí que iba en serio. Antonio Serrano, probablemente el mejor armonicista del mundo, se vino rápido. Lo bueno de la armónica es que es muy fácilmente transportable.

Fue una noche mágica y llena de duende e inspiración, micros abiertos, previos a tope y el rec en rojo, vamos que nos vamos… Al final improvisó incluso por Miles y su caravana.

Hay gente a la que se echa de menos figurativamente o a modo referencial. A Enrique se le añora en el día a día, en las rutinas del arte, se nota que falta cosas concretas, en todas estas ideas locas que sólo él podía llevar a cabo de manera genial y que sin él no tienen sentido alguno. ¡El tío canta hasta la fecha!

Creo que después volvió a grabarla alguna vez e incluso la cantó en directo varias veces.

Espero que os guste tanto como a nosotros.

Fuente:

http://blogs.elpais.com/el-limonero/2012/01/morente-cervantino.html

Andrés Vicente; melómano, músico aficionado, loco de la armónica su música y sus bricolajes, recientemente descubrió lo bailable que puede ser toda la música interpretada por la armónica, y aún con lo anterior inquieto indagador en la música y lo que ella conlleva.

    Publicaciones relacionadas

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    Enter your keyword