Primeras armónicas y acordeones en Tenerife

Primeras Armónicas y acordeones en Tenerife por Francisco José Dávila Dorta

Las primeras armónicas y acordeones que sonaron en Tenerife eran las que traían en los circos, que en su viaje a América paraban en estas islas. Algunas compañías quebraban y vendían a bajo precio esos instrumentos, con lo que algunas personas tuvieron acceso a ellos. Pero la introducción a nivel masiva de la armónica en Canarias fue debida a un alemán, afincado en Tenerife, llamado Kurt Koppel Wassermann, que poseía una tienda (que aún existe) en la céntrica calle del Castillo, de Santa Cruz de Tenerife. Este alemán era el agente oficial de Hohner y vendía sus productos en todas las islas desde 1933-34 en adelante.

La armónica, con ese impulso (el propio Koppel tocaba el acordeón y la armónica) se popularizó mucho y ya por los años 50′ era raro el estudiante que no poseyese una armónica Hohner. Incluso se creó un grupo de armónicas, ya desaparecido, llamado “Los diablos locos”, uno de cuyos componentes era José Antonio Pardellas, ex-director de Radio Nacional de España en Canarias y hoy director de Radio Isla, en Santa Cruz de Tenerife. En la actualidad casi no hay actividad alguna, salvo la que realiza la Escuela de Música de la Federación de Asociaciones “La Unión” de Geneto, en la que se aúnan en típicas “parrandas canarias” la guitarra, el timple, el acordeón, la armónica, y otros instrumentos de acompañamiento como “Güiro”, pandereta, hueseras y algunos cantadores.

Estas reuniones se realizan todos los viernes-noche, al acabar la clase de música todos los alumnos se reúnen en un bar, cara al público, y con la ayuda de buen vino canario, papas arrugadas, tollos (tiburón pequeño arreglado de forma especial), potas, carne de fiesta, papas bravas, etc, dejan a un lado la timidez y actúan cara al público, sin inhibiciones. Las armónicas utilizadas son, principalmente, las Hohner “Comet” (afinada en C y G), la Echo, en C, y la Rheingold (C) además de una de origen oriental llamada “Swan” (Cisne) de acompañamientos, un monstruito de más de 30 cm. de largo y afinada solamente con acordes.

Estas parrandas son muy apreciadas por la gente del campo y como intento de promocionar la armónica hemos pensado en celebrar rifas los viernes, y entregar una armónica al ganador de la misma. Evidentemente habrá que dar unas clases de iniciación, pero contamos con gente de muy buen oído, así que esperamos que sembrando, poco a poco, volvamos a ver florecido este campo que ahora casi está desierto, salvo la excepción del armonicista Francisco José Dávila Dorta, que está tratando de que no se pierda la afición por este pequeño pero agradecido instrumento.

Un saludo afectuoso para todos.

Omarajan

[email protected]

Añadimos continuación y ampliación del articulo de la mano de José Antonio Pardellas

Estimado amigo, quiero profundizar en el artículo de Francisco José Dávila de Santa Cruz de Tenerife y que hace referencia a la actividad armonicista y acordeonística en la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Efectivamente pertenecí a un grupo de armónicas el TRÍO REX ARMÓNICA y CUARTETO REX ARMÓNICA.

La Denominación Diablos Locos desapareció pronto, a muy pocos meses de su creación, porque existía un conjunto de rock local con esa misma denominación.

El cuarteto, primero, y trío Rex, después, eligió ese nombre porque ensayábamos muy cerca del teatro-cine Rex de la calle Méndez Núñez de Santa Cruz de Tenerife. Ahí está, justo al lado, el edificio del Gobierno Civil, hoy Subdelegación del Gobierno.

En los bajos del palacio gubernamental ensayábamos todas las tardes porque el padre de uno de los componentes, Carlos Tauroni, era funcionario y tenia vivienda asignada ahí. Junto a él, armónica solista, Vicente Serra, segunda armónica, Francisco Rodríguez, acordes y Harmonetta y José Antonio Pardellas, bajos y solista. Tras la marcha de Vicente Serra el cuarteto se quedó en Trío Rex, ya definitivamente, durante unos cuatro años, de 1957 a 1961.

Intervino en numerosas fiestas patronales de los pueblos de la isla de Tenerife. Fueron artistas invitados en el Circo Price en el acto de despedida de la trapecista Pinito del Oro y participaron en numerosos programas de Radio Club Tenerife y Radio Juventud de Canarias. En esta última emisora se realizaba un programa de una hora a la semana titulado “Harmónica “, con la sintonía de una pieza del mismo título del Trío Rainer e interludios musicales que separaban los distintos contenidos con interpretaciones de Hotcha trío, como “Alexander´s ragtime band”, “Rag de la calle 12 “, etc.

Era en los comienzos de la emisora de la CAR y de la propia carrera profesional de José Antonio Pardellas que mantuvo este programa en antena durante cuatro años, antes de pasar a Radio Nacional de España. En “Harmónica”, además de dar a conocer las noticias que se producían en torno al instrumento y sus intérpretes en todo el mundo, actuaban solistas a grupos de la isla, así como artistas invitados que estaban de paso en Tenerife actuando en recintos locales.

Es así el caso de Les Akkords en el Teatro Royal Victoria y Tony Sam, Antonio Samaniego, en la plaza de toros tinerfeña que se acercaron a los estudios de la emisora, calle general Morales/Amargura y participaban al lado de los armonicistas locales. Tenía el programa un apartado dedicado a descubrir nuevos valores. Y cada año se entregaban copas y armónicas donadas por Kurt Koppel, representante de la marca Honner en Santa Cruz de Tenerife y trofeos de firmas comerciales como Pesquerías Pardellas y Quintana, Philips Ibérica, Pepsi Cola, etc.

Una fiesta en la que participaban los concursantes, especialmente los premiados, y familia, público, la dirección de la emisora con Miguel Ángel Yanes Contreras a la cabeza y presentado por el locutor César Fernádez Trujillo. Independiente de ser integrantes del Trío Rex de armónica, tanto Carlos Tauroni como José Antonio Pardellas actuaban también como solistas independientes y, por ejemplo, en los concursos que con motivo de las fiestas del Cristo de La Laguna se celebraban en la plaza del Adelantado de la ciudad universitaria, Carlos Tauroni se alzó una vez con el primer premio interpretando ” Danzas húngaras nº5″ de Brahms y José Antonio Pardellas con el segundo trofeo tocando “Canción India” de la ópera Sadko de Rimski Korsakov.

Los tiempos cambiaron, llegaron las novias y, posteriormente las familias y los trabajos, y las armónicas se fueron silenciando poco a poco. Pero añoramos aquellos tiempos maravillosos en los que dedicábamos a la armónica tiempo y pasión. Y ahora, recuerdos. Inolvidables recuerdos.

José Antonio Pardellas

[email protected]

Andrés Vicente; melómano, músico aficionado, loco de la armónica su música y sus bricolajes, recientemente descubrió lo bailable que puede ser toda la música interpretada por la armónica, y aún con lo anterior inquieto indagador en la música y lo que ella conlleva.

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    Enter your keyword